Súper Héroe



Albert Battel  o el nazi amigo de los judios (21 de enero de 1891-1952) fue un oficial alemán de la Wehrmacht que se opuso al exterminio de la población judía de Przemyśl en 1942.

Aun que estaba afiliado al partido nazi nunca se comporto de modo antisemista, lo cual le provocaron varias investigaciones en su contra.


En 1942 como oficial en la reserva con 51 años, Battel fue destinado a Przemysl como adjunto del comandante militar local, el Mayor Max Liedtke. Allí supervisaba el trabajo de varios cientos de judíos en una fábrica de armamento.

Samuel Igiel contacta a Battel y le comunica que los judíos de Przemyśl serían trasladados al campo de exterminio de Bełżec.

Ante esta información Battel se comunica via telefonica con la Gestapo para preguntar que estaba sucediendo, pero lo unico que obtiene es que le cuelguen el telefono.

Battel con el apoyo del mayor Liedtke,  se dirige al gueto con camiones y soldados armados. Al llegar a las puertas del gueto, al llegar exige a la guardia que lo dejen pasar. Los guardias se resisten y Battel amenaza con entrar a sangre y fuego al gueto; los guardias acceden. Battel logran sacar a 240 judíos del gueto que trabajaban en la fábrica y los pone a resguardo escondiéndolos en los sótanos del cuartel general.

En julio de 1942, un grupo de judíos de Przemyśl fueron asignados al ejército alemán como trabajadores en la industria armamentística. Se rumoreó que a fines de mes, los judíos de Przemyśl serían trasladados al campo de exterminio de Bełżec. El gueto se había cerrado el 15 de julio. El domingo 26 de julio, un hombre, Samuel Igiel, logra contactarse con Battel y le informa de los rumores. Battel hace una llamada telefónica a la Gestapo local preguntado qué estaba sucediendo y en respuesta le cuelgan el teléfono. Furioso, Battel recurre a su superior, el mayor Liedtke para pedir un batallón para impedir la deportación. Movido por la necesidad de trabajadores para la fábrica de armamentos, Liedtke accede. La Gestapo también accede a que 2500 judíos permanezcan en Przemyśl por un tiempo mientras que Battel se dirige al gueto con camiones y soldados armados. Al llegar a las puertas del gueto, Batel exige a la guardia que lo dejen pasar, pero estos se resisten por lo que Battel amenaza con entrar a sangre y fuego al gueto, al final los guardias acceden. Battel logran sacar a 240 judíos del gueto que trabajaban en la fábrica y los pone a resguardo ocultandolos  en los sótanos del cuartel general.

Esa misma tarde, un destacamento bajo el mando del Oberleutnant, Battel entro en el área acordonada del gueto y usando camiones militares evacuó 100 judíos y sus familias a las barracas de la comandancia militar local. Estos judíos fueron puestos bajo protección de la Wehrmacht y así se libraron de ser deportados al campo de exterminio de Belzec. El resto de habitantes del gueto, incluyendo al jefe del consejo judío local, Dr. Duldig, fueron deportados en los días siguientes.

En 1944, fue dado de baja del servicio por una enfermedad del corazón. Regreso a Breslau, solo para ser reclutado en la Volkssturm y caer prisionero de los soviéticos. Después de su liberación, se asentó en Alemania Occidental pero le fue prohibió ejercer la abogacía por un tribunal de desnazificación.

LA actuación de Battel contra las SS solo fue reconocida mucho después de su muerte; mas concretamente, gracias a la tenacidad del abogado e investigador israelí Dr. Zeev Goshen.
El 22 de Enero de 1981, casi 30 años después de su muerte, Yad Vashem decidió reconocer a Battel como “Justo entre los Gentiles”.




















Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s